Hospital Beckerly
Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 41 el Dom Jul 16, 2017 7:23 pm.
Últimos temas
» Confesionario.
Miér Jul 09, 2014 12:00 am por Diane C. Fletcher

» Psiquiátrico Fallen Angel {Foro nuevo} [Élite]
Dom Feb 03, 2013 11:52 am por Invitado

» Wingardium Leviosa, rol foro (NORMAL)
Jue Dic 27, 2012 1:58 pm por Invitado

» Petición de Rol.
Jue Dic 06, 2012 5:25 pm por Violet A. McAdams

» The Time Turner Rol {Afiliación Élite} Recién abierto
Sáb Nov 03, 2012 2:34 pm por Invitado

» Violeta Salvatore
Sáb Sep 08, 2012 1:57 am por Violeta Salvatore

» Whitechapel Murders [Élite]
Dom Jul 08, 2012 12:40 pm por Invitado

» Afiliación Bones World
Miér Jul 04, 2012 11:55 pm por Diane C. Fletcher

» Finite Incantatem .::Harry Potter Tercera Generacion::. (Elite) Re abertura!!
Sáb Jun 23, 2012 10:49 pm por Invitado


Nightshade RPG /></a><a href=Lumus Maxima0 PhotobucketPhotobucketAshleyImage and video hosting by TinyPicForo rol Life you think you hadBSCrear foroPhotobucketRol Anatomia de Grey

Fuller, Edwin Chace { I'D }

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Fuller, Edwin Chace { I'D }

Mensaje por Edwin C. Fuller el Sáb Mar 10, 2012 5:34 pm

Edwin C. Fuller
So he's like "I don't wanna die!"
And i'm like "But i need all your skin dude!"
.



información principal
Nombre Completo:Edwin Chace Fuller Smith
Apodos: Llámalo por su nombre
Edad:Dieciocho años
Ocupación:Interno
Trastorno:Sadismo

información psicológica & física
Descripción Física:
Fuller es de esos chicos que llaman la atención a donde quiera que van, no es que tenga una belleza apantallante o un tercer ojo, sino que sus tatuajes y el cigarrillo que siempre lleva en la mano lo hacen lucir como ese tipo de chicos de los que es mejor alejarse. Si empezamos a describirlo desde arriba tendríamos que empezar bien arriba ya que este joven mide aproximadamente un metro con setenta y ocho centímetros ¿Alto, no? Bueno, pasando a la cabellera encontraras una mata sin forma de color castaño oscuro, por lo regular lo lleva normal para un chico en la parte de atrás y los lados pero un gran flequillo de media cabeza hacía enfrente; realmente su cabellera nunca tiene una verdadera forma. Descendiendo más encontraremos sus ojos, grandes con largas y lacias pestañas casi negras enmarcando ese par de orbes azules, que se ven más o menos claros dependiendo la iluminación. Su tes clara acompaña sus rasgos un tanto infantiles- ¿o afeminados?-, tal vez lo que no entona con estos rasgos es una gran desviación en el puente de la nariz ocasionada por un puñetazo, pudo haberla arreglado pero piensa que es una "herida de guerra". En cuanto a su complexión, no es un hombre especialmente fuerte, más bien da una apariencia de costal de huesos. "Un costal de huesos que puede patear tu anémico trasero", según él mismo. En realidad podría sorprenderte su fuerza y rapidez. Así mismo es como una lombriz, sumamente flexible que puede meterse en cualquier rincón. Para finalizar esta el aspecto de su forma de vestir. Por lo regular no se complica mucho a la hora de hacerse con ropa. Casi siempre compra y utiliza prendas cuales quiera que le queden y estén en colores neutros. Por lo regular son jeans rectos, camisetas demasiado holgadas o a cuadros y el único par de Dr. Martens que tiene, también en color oscuro. Tanto los tatuajes como la dilatación en la oreja fueron realizados hace dos años.

Descripción Psicológica:
"La persona con trastorno sádico de la personalidad mantiene relaciones crueles, humillantes y agresivas con otras personas."
Esa frase no deja mucho a la imaginación con respecto a la personalidad de Fuller ¿verdad? Bueno, pues te aseguro de que en el momento en que lo conozcas no lo relacionaras para nada con el clásico perfil de un sádico. Inicialmente puedes verlo como un joven común de esos que tenían el lugar de "payaso de la clase" en la secundaria. Posee cierto carisma y facilidad de palabra, un bromista nato y excelente compañía para los momentos de aburrimiento, cosa que le ayuda a que ciertas personas que necesita para cumplir sus propósitos confíen rápidamente en él. Regla número uno al tratar a Fuller: Nunca, bajo ninguna circunstancia, confíes en él, de la misma forma en la que él no confía en nadie. Edwin es peligro, es violencia y el sadismo en una de sus máximas expresiones. A eso súmale un ligero trastorno de psicopatía que nadie a podido diagnosticar ¿Qué resulta? Bueno, agradécele a cualquier deidad en la que creeas, por que Edwin Fuller es una bomba de tiempo; si no lo hubieran encerrado seguramente ya habría ocasionado la más grande y sangrienta masacre estudiantil de la historia.

Suele ser muy desapegado socialmente, no forja amistades ni considera a la familia como algo importante; son prácticamente inexistentes las personas con las que interactúa sin buscar ganancias o teniendo pensamientos... poco correctos. Por esto mismo es notable que Fuller no tiene eso que muchos llaman "amigos", él ve a esas personas que lo acompañan de vez en cuando como objetos de su pertenencia -sí, es muy posesivo con cualquier cosa- o como simples cómplices para alguna broma de mal gusto. No posee sentido común alguno, tampoco conoce la compasión o el perdón, para él todos son -como ya había mencionado antes- un montón de objetos a su alrededor; unos más necesarios que otros, claro. Aún así, no pienses que Fuller es de piedra, de hecho es una persona sumamente voluble, es como una caja de Pandora. Todos y cada uno de sus sentimientos los experimenta al máximo, llevándolos casi a extremos ridículos. Aunque apuesto que no se te harían graciosos estos "dramas" si estás frente a él cuando su ira explota. Sumamente voluble, por si no a quedado claro. No soporta una broma, es demasiado sencillo hacerlo enfadar y sacarlo de sus cabales; la tolerancia y paciencia no son su fuerte por lo que estar encerrado y reprimido no ha echo más que incrementar su nivel de locura a grados inimaginables. Ha cometido más perversiones entre las paredes de Beckerly que cuando estaba afuera. Culpa suya, loqueros.

Y, pese a lo voluble y emocionalmente inestable que es, no conoce los sentimientos. Jamás ha sentido remordimiento o afecto, no sabe nada de las emociones. Por eso se le hace fácil confundir una buena acción con un acto de mal, o inclusive el amor con un capricho. En esta cuestión, Fuller es más inexperto que un niño. Pero no se lo digas, no saldrías vivo de eso. Claro, por que él nunca se equivoca, él es el mejor en todo y siempre tiene la razón. Su ego es tan grande que ni él mismo entiende como caben ambos en un solo cuerpo.

Bueno, todo lo escrito anteriormente pueden ser poco más que generalidades sobre la personalidad de Fuller. La verdad es que tratar de describir una mente como la de este pelinegro es una misión perdida, la mejor forma de que lo consigas entender es... conociéndolo. E intentando salir con vida.

Gustos:
  • No creo que sea muy necesario mencionarlo, pero cualquier cosa que pueda provocar sufrimiento a los demás
  • Cualquier escrito del Marqués de Sade, su ídolo.
  • Cine gore o snuff. Cualquier cosa violenta, para resumir.
  • Estar bajo el efecto de todas esas drogas que le dan a diario
  • Joder gente, solo por que sí. Adora ser una molestia

Disgustos:
  • Estar encerrado, que repriman sus instintos
  • Tener que asistir a las sesiones psicológicas
  • Bueno, odia todo y a todos

Fobias:
Las albercas, el océano o cualquier cosa con demasiada agua. Su mayor miedo es morir ahogado y que todo su potencial se desperdicie, no sabe nadar así que jamás lo verás ni a diez metros de una piscina

información familiar
Familia:
Evan Fuller | Padre
Amethyst Smith | Madre
Ophelia Fuller | Hermana menor ; fallecida

Historia:
Jamás es interesante leer sobre cómo, dónde y porqué alguien nació en tal lugar. Apuesto a que a ti, querido lector, no ten interesa saber mucho sobre los primeros años de vida de un joven como Edwin Fuller, es más, estoy segura de que tú morbo desea adelantar las lineas hasta el momento en que su locura se desató convirtiéndolo en lo que es hoy en día. Y no te haré esperar.

Desde los siete años había disfrutado aplastando insectos y matando pequeños peces o patitos por simple diversión, sus padres estaban demasiado ocupados como para ver estas actitudes como algo más que simples travesuras de infantes. Y no, no pienses que había problemas familiares o que la soledad es uno de los motivos por los que Edwin es de esta forma, por que no es así. En realidad recibió la cuota exacta de cariño que un niño promedio necesitaría para crecer como un hombre de bien, el problema radicaba en que el primogénito de los Fuller no sentía estas muestras como aprecio, sino como hipocresía pura. Sí, eso a los tiernos siete años.

A los nueve años y después de la muerte "accidental" de el pequeño gato de su vecina, los Fuller dejaron de ver las gracias de Edwin como algo normal y lo enviaron con su primer psicólogo, el señor Porter. No ayudo en absolutamente nada, en especial por esa ligera pedofilia -demasiado patente- de parte del hombre, solo empeoro todo. Los problemas en casa comenzaron después de que la profesora de el pelinegro denunciara a sus padres por maltrato infantil y servicios sociales prácticamente pasara a diario por la casa a hacer una exhaustiva investigación. Edwin nunca pensó que era algo crucial decir que los moretones en brazos, piernas y los signos de violación habían sido causados por su psicólogo; después de todo no le agradaba su padre y tras las rejas estaría mucho mejor. Muy probablemente a esa edad comenzó su psicopatía.

Dos semanas después de que Evan fuera encerrado, su madre dejó de llevarlo con el Sr. Porter. En cambio fue a una psicóloga gratuita -la señorita Eastwood- en un centro de reintegración social. Tampoco pudo hacer nada, a los diez años Edwin ya era un excelente manipulador que con esa sonrisa tierna y fingidos modales consiguió echársela al bolsillo sin problemas. En las dos horas semanales de consulta, Edwin se la pasaba dibujando o armando figuras con Legos.

Llegando los trece años obtuvo dos regalos: su primera computadora con Internet y un nuevo papá (del cual ni siquiera recuerda bien el nombre). La conexión a la red solo incremento su naciente sadismo. Conoció el cine gore, el snuff ¡inclusive había música que hablaba de esos temas que tanto se metían en su cabeza! Era la mejor forma de ocultarse del mundo. Para este momento de su vida, Edwin Fuller ya tenía el título de matón en el colegio; disfrutaba de humillar y golpear a todo aquel que pasara por enfrente suyo. Los niños le tenían demasiado miedo como para decir algo en su contra. La señorita Eastwood estaba tan feliz con su nuevo marido y su embarazo como para notar que la violencia era el sadismo era el tema recurrente de los dibujos de su paciente predilecto.

Quince años: Cambios. Las hormonas llegaron, el interés por las chicas apareció. El esposo de su madre consiguió un mejor trabajo lejos de casa así que se mudaron, nació su hermana Ophelia. Cambió de escuela, de ambiente y de psicólogo. Quizás ese nuevo psicólogo - el Sr. Bennett, que rondaba por los setenta años - fue el que finalmente terminó de pudrir la mente de Edwin. El hombre se la daba de intelectual y conocedor de cualquier tema, Fuller lo odiaba.

Es año, durante su primer clase de Filosofía, hablaron de la moral humana y Justina llegó a sus manos. Un libro tan perverso que hasta la fecha se pregunta como es que su profesor fue tan idiota como para dárselo a un montón de adolescentes. Éso también acabo de deformar sus creencias. El único en darse cuenta del cambio de personalidad de Edwin fue Mr. Bennett y se ganó la golpiza de su vida. Para cuando cumplió los dieciséis años ya lo habían detenido unas cinco veces. Fue encerrado en Beckerly cuando la pequeña Ophelia cayó "accidentalmente" del segundo piso de la casa mientras trataba de encontrarle un fallo a la Ley de Gravitación.

Hasta la fecha no siente culpa ni remordimiento por su hermana, lo único que ocupa su mente es encontrar la forma de salir del manicomio.


Datos extra:
  • Ha intentado escapar (como mínimo) seis veces. Cada que lo encuentran lo castigan de formas bastante dolorosas pero nada que le afecte.
  • Le da muchísima curiosidad saber que hay en "La Soledad"
  • Desde su llegada a Beckerly está "enamorado" de Kayleight Aickrag. La sigue como su sombra

Design by Ars
avatar
Edwin C. Fuller
*
*

Masculino Mensajes : 115
Fecha de inscripción : 10/03/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Fuller, Edwin Chace { I'D }

Mensaje por Kay D. Aickrag el Sáb Mar 10, 2012 5:48 pm

{# Aceptadisimo!!
#Increible historia
#Increible ficha
#Bah, ya la amo (a la ficha) y a ti okno



Kayleight Aickrag

Is this love?:
Edwin C. Fuller

Julieta quiere sentir tus latidos, tu lujuria, suelta la daga, empapá tus manos de sangre Romeo

Marcus S. Grey
avatar
Kay D. Aickrag
.
.

Femenino Mensajes : 365
Fecha de inscripción : 10/01/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.